Un robot que lucha contra los coágulos cerebrales

Cuando una persona tiene un coágulo en ciertas partes de su cerebro, los cirujanos deben sopesar los pros y contras de una posible intervención para su eliminación y si ésta vale la pena el daño potencial que pudiera producirse en el tejido circundante. No sólo es un problema delicado y sino que también es la razón por la que los investigadores de la Universidad de Vanderbilt han desarrollado un robot que podría succionar los coágulos de sangre a la vez que reduciría los riesgos de dañar el cerebro.

La universidad ha afirmado que el nuevo robot quirúrgico utiliza “agujas dirigibles” que pueden doblarse y alcanzar lugares a los que los cirujanos no podían acceder previamente con facilidad. Con el cirujano haciendo de guía, el robot realiza una pequeña incisión o apertura en el cerebro para ser luego guiado utilizando técnicas de imagen como por ejemplo, una tomografía axial computarizada (TAC). Posteriormente, las agujas pueden introducirse dentro del coágulo y succionar la sangre desde dentro.

El sistema está compuesto por dos tubos, un exterior recto y uno interior curvo. Según los investigadores de Vanderbilt, ambos tubos tienen un diámetro que mide a la vigésima parte de una pulgada. Una vez la aguja ha alcanzado el coágulo, se enciende una bomba que actúa como una aspiradora, succionando todo el material coagulado. Hasta el momento los investigadores han probado de forma exitosa este sistema de agujas utilizando coágulos de gelatina en un modelo de cerebro.

“La parte más peligrosa de la operación llega justo después de que hayas eliminado una parte importante del coágulo”, dice Robert Webster, uno de los investigadores de Vanderbilt, en uno de los comunicados de prensa. “La presión externa puede hacer que los bordes del coágulo se desmoronen parcialmente dificultando el seguimiento de los bordes del coágulo”.

Los investigadores de Vanderbilt dicen que el el sangrando en el interior del cerebro – conocido como “hemorragia intracraneal”- es en realidad un problema médico muy común: el porcentaje de que le pueda ocurrir a una persona es del 2%. La hemorragia puede causar graves problemas en el cerebro y un 40% de los que lo sufren mueren en menos de un mes. Con el trabajo que estos investigadores están haciendo, esperan reducir la tasa de mortalidad a 0.
La universidad afirmó que en el futuro, el proyecto podría combinar imágenes mediante ultrasonidos con “un modelo por ordenador de cómo se deforma el el tejido del cerebro” para asegurarse de que todo el coágulo se ha extraído de forma segura y eficaz.

Share this post

No comments

Add yours