Un bar francés cobra más a los clientes maleducados

El encargado de La Petite Syrah, en Niza, dice que el personal estaba cansado de que “los clientes sean maleducados cuando están cortos de tiempo”.

Un pequeño bar francés se tomó al pie de la letra el refrán que afirma que “los buenos modales no cuestan nada”, al cobrarle más a los clientes maleducados. En La Petite Syrah, en Niza, si uno pide “un café”, le costará 7 €. Si también incluye las palabras mágicas “s’il vous plaît” (por favor), le servirán la misma bebida por 4,25 €; pero si además uno empieza el pedido con un amigable “bonjour” (buenos días), le saldrá por 1,40 €.

El encargado del bar, Fabrice Pepino, le dijo a la edición francesa de The Local que el personal estaba cada vez más cansado de los malos modales de las personas que van con prisa en la pausa para comer. “Empezó como un chiste porque, a la hora de comer, las personas llegaban muy estresadas y a veces eran maleducadas con nosotros cuando nos pedían un café. Es nuestra manera de decirles que estén tranquilos y se relajen”, afirmó.

“Soy consciente de que se dice que los camareros franceses son maleducados, pero también es cierto que los clientes pueden ser descorteses cuando están cortos de tiempo.”

Don Pepino aseveró que cuando colocó el cartel, muchos de los clientes habituales le siguieron el juego de buena gana. Admitió que aún debía aplicar el “estricto” sistema de precios, pero aclaró que “ahora la gente está más relajada y sonríe más. Eso es lo más importante.”

Share this post

No comments

Add yours