Los gatos lindos podrían ser la clave para aprender nuevos idiomas

Las fotos graciosas de gatos pueden ofrecer horas y horas de diversión a los usuarios de la red, ¿pero servirán para mejorar la memoria de las personas?

En los últimos años, las fotos y vídeos de gatos graciosos se han vuelto un fenómeno popular de Internet, al punto que han surgido “superestrellas”, como el Gato Gruñón y el Gato Nyan. El primero es un minino real con cara de amargado que tiene más de dos millones y medio de seguidores en Facebook; mientras que el segundo es un gatito animado cuyo viaje por la pantalla, bastante poco imaginativo, ha superado las 100 millones de visualizaciones.

Ahora bien, un desarrollador de aplicaciones cree que puede dar en la tecla de esta tendencia y usar fotos de gatos lindos para mejorar las funciones de la memoria a la hora de aprender idiomas.

La empresa Memrise analizó una serie de datos para entender qué es lo que ayudaba a sus miembros a retener información y descubrieron una conexión interesante entre las fotos graciosas y la capacidad de las personas de memorizar frases. El equipo estudió los resultados de los tests de memoria para comprender qué fotos funcionaban mejor.

“Queríamos saber qué tipos de mnemotécnica visual eran más eficaces para ayudar a las personas a aprender rápido”, asevera Ben Whatley, director de operaciones en Memrise.

“Se hizo cada vez más evidente que las fotografías de los gatos siempre se encontraban, con diferencia, entre las más eficaces”, afirma.

 “El escenario utópico sería que desarrolláramos una forma de aprender idiomas que funcione y, a la vez, sea completamente hilarante”.

“Armas de ternura masiva”

Gracias a esta investigación, la empresa desarrolló CatAcademy, una aplicación que muestra fotos de gatos en poses cómicas con una frase de acompañamiento en español debajo.

Cats1_learning_languages

La empresa cita una investigación de Japón, que describe la relación entre lo lindo y una mejora en las funciones cognitivas para explicar por qué este método es tan exitoso.

Ed Cooke es el cofundador de Memrise y, en 2004, se convirtió en un Gran Maestro de la Memoria. Para ganar dicho título, tuvo que memorizar 1.000 dígitos en una hora, 10 mazos de cartas mezclados aleatoriamente en una hora y otro mazo de cartas en no más de dos minutos.

“Asimilar una gran cantidad de información es un proceso bastante aburrido, aunque el arte de la memoria es el arte de usar información”, le cuenta a BBC.

“Aprendemos por medio de imágenes interesantes, usando la imaginación de forma potente.”

La empresa ofrece aplicaciones para aprender idiomas desde hace tres años y afirma haber ayudado a más de un millón de miembros a adquirir nuevos conocimientos lingüísticos. Sus productos ya usan imágenes para enseñar, aunque esta es la primera vez que solo se emplean gatos.

“Las [imágenes] más populares de nuestro sitio eran las de gatos. Lo adujimos a la obsesión por ellos en Internet, pero descubrimos que el aspecto tierno de los gatos realmente te hace prestar atención”, dice Cooke.

El equipo de Memrise consiguió fotos para la aplicación a través de una iniciativa de crowdsourcing y decidió ofrecer el cargo de “Director para la Creación de Memes de Gatos”. Prepararon una lista en Tumblr con las 1.000 frases que planeaban ilustrar y les pidieron a los candidatos que pusieran sus fotos más graciosas. Sin duda alguna, había bastante variedad.

En los últimos años se han popularizado las imágenes graciosas de memes de gatos en la red con una frase de acompañamiento. Se han desarrollado sitios Web enteros dedicados a las fotos de estos graciosos felinos. Uno de los sitios mayores es icanhascheezburger, con más de 40 millones de visitas al mes.

“Durante los últimos 10.000 años, hemos modelado genéticamente a los gatos para que sean armas de ternura masiva”, le dice a BBC el director ejecutivo, Ben Huth.

“Son más complejos y expresivos que los perros, por lo que se han consagrado reyes de Internet.”

Whatley expone que la popularidad de estos sitios indujo a los desarrolladores a reflexionar.

“¿Cómo podemos aprovechar la obsesión de la gente en Internet por los gatos? Eso es lo que debería plantearse la tecnología, recurriendo a este factor para que la gente aprenda”, declara Whatley.

Cats2_learning_languages

¿Pero realmente marcarán una diferencia las aplicaciones como CatAcademy en la forma de aprender de las personas?

“El humor y el impacto visual son fundamentales, componen una combinación ideal. Cuando me fijo en todas las cosas que hay en Internet y en los anuncios, veo que cautivan la atención de la gente.”

Puede que la fiebre por los memes de gatos en Internet esté entrando a la siguiente fase, pasando a ser una herramienta que genere algo más que solo carcajadas.

Claramente, Ed Cooke cree que de veras es así y alberga grandes expectativas de cara a aplicaciones futuras.

“El escenario utópico sería que desarrolláramos una forma de aprender idiomas que funcione y, a la vez, sea completamente hilarante”, concluye.

Share this post

No comments

Add yours