Las cámaras digitales están afectando a tu memoria

Ya en su tiempo Sócrates temió que la tecnología pudiera corromper la memoria de los seres humanos. Por muy raro que pueda parecer hoy en día, lo que a Sócrates le preocupaba era una forma de comunicación llamada escritura. Cuanto más fácil fuera para la gente el acceso a un documento, argumentaba, menos necesidad sentiría de recordarlo.

El gran argumento del filósofo resulta tan cierto en la era digital como lo fue en la antigua Grecia. Pruebas recientes han demostrado que la gente que piensa que un ordenador guardará cierta información recuerda mucho menos sobre el documento en sí que aquellos que creen que la máquina puede eliminarlo. Ante una pregunta difícil pero irrelevante es igual de sencillo recurrir a Google como lo es la propia respuesta a la pregunta.
Linda Henkel, psicóloga de la Universidad de Fairfield , Estados Unidos, cree que algo parecido puede estar ocurriendo con la fotografía digital. Cuanto más fácil es para la gente hacer fotos y acceder a ellas, menor es la necesidad que pueda sentir de recordar el momento en sí, comenta la psicóloga. “Es como si de alguna forma lo descartaras – pensando, ‘Bueno, la cámara lo ha captado,’” cuenta Henkel en la revista Co.Design.

Henkel obtuvo esta conclusión a partir de un estudio que ha dirigido recientemente en el Museo de Arte Bellarmine de la Universidad de Fairfield. En uno de sus experimentos dio a los participantes de la prueba una cámara digital y un itinerario con una lista de objetos para ver en el museo. Algunos objetos simplemente se observaban; otros se fotografiaban al completo con la cámara digital y otros se fotografiaban siguiendo unas instrucciones específicas haciendo zoom a algún detalle.
Al día siguiente, Henkel reunió a los participantes y puso a prueba sus recuerdos sobre la experiencia en el museo. Les mostró el nombre (o las fotos) de todos los objetos que habían visto, más otros 10 objetos que no habían observado, y les preguntó si los recordaban, si así era, les preguntaba si simplemente los habían observado o si los habían fotografiado. Además les preguntaba sobre un detalle de cada objeto que los participantes afirmaban haber visto.

A Sócrates le hubiera gustado el resultado. Los participantes reconocieron menos objetos de los que habían fotografiado completamente que de aquellos que habían observado en el tour por el museo (tanto de la lista de nombres, como la de fotografías) Además tenían recuerdos muy vagos de detalles visuales en los objetos que habían fotografiado al completo, en comparación con los que simplemente habían observado. Dicho en pocas palabras, hicieron la foto y se olvidaron del momento.

En un artículo escrito para la revista PsychologicalScience, Henkel se refiere a su descubrimiento como el “efecto de deterioro al hacer una foto.” Cuando la gente sabe que una cámara almacenará una imagen o un acontecimiento, es muy probable que lo desechen de su propia memoria. Las cámaras digitales parecen bastante propicias a provocar este efecto ya que es mucho más fácil (y económico) hacer y guardar fotos digitales que revelar un carrete y almacenar álbumes de fotos.

Dicho de otra forma, la comodidad de la fotografía digital nos puede costar nuestro desarrollo cognitivo. “Creo que se debe a la automaticidad con la que la gente realiza la acción,” comenta Henkel. “Si consideras el hecho de sacar una foto como algo que tachar de tu lista – he estado allí, he hecho esto – eso es lo que va a dar lugar a este asunto de ‘eliminar de la memoria.’”
El experimento también reveló una limitación importante del efecto de deterioro al fotografiar. Los objetos a los que los participantes hicieron zoom, los recordaban tan claramente como los objetos que habían observado (y, por supuesto, mucho mejor que los que habían fotografiado al completo) Lo que es más, recordaban detalles incluso del objeto sobre el que no habían hecho zoom.

Henkel supone que al acercar con el objetivo se dispara un proceso cognitivo completamente diferente. Mientras que el acto repetido de hacer una foto general de un objeto conduce a una persona a eliminarlo de su memoria, la concentración ligeramente mayor que requiere hacer zoom sobre un detalle provoca que, la misma persona, asimile la escena como si no hubiera ninguna cámara presente. Esa breve actividad mental al hacer zoom y luego click, en vez de hacer solo click, fue suficiente para superar el efecto de deterioro en la memoria.

Si se da el mismo problema al usar la cámara de un smartphone es una pregunta abierta. Henkel cree que probablemente sea así, ya que los teléfonos también utilizan la fotografía digital. Por lo tanto, una vez más, el resultado del estudio sugiere que las pantallas táctiles hacen que la gente realmente sienta que posee cualquier cosa que está observando. Este efecto táctil quizá podría contrarrestar el efecto de deterioro de la memoria, del mismo modo que hacer zoom a un objeto.

Por supuesto, una memoria afectada por las fotografías no tiene por qué ser algo malo. Mirar las fotografías después nos ayuda a recordar esos momentos en particular, igual que una búsqueda rápida en internet ayuda a recuperar información. En ese sentido, el sistema de transferencia de información está funcionando como se esperaba. Sócrates podría haber arrugado el ceño ante este traspaso del conocimiento a documentos, pero nada más y nada menos que Einstein una vez aconsejó no memorizar lo que fácilmente podía consultarse en los libros.

El mayor problema, dice Henkel, se da cuando la gente acumula tantas fotos digitales que organizarlas se convierte en una tarea impensable. Así no solo se ve afectado su recuerdo del momento sino que también han perdido la capacidad de recordarlo. “Creo que si la gente tomara las fotos con más consciencia de ello; quizá si sacaran menos fotos pero hicieran una selección e interactuaran con lo que fotografían, las fotos no les afectarían,” comenta. “Y obviamente ver las fotos después de hacerlas. Rememorar – utilizarlas como una forma de recuperar los recuerdos.”

——-

Imagen: Jacek.NL (Flickr)

Share this post

No comments

Add yours