La India es uno de los peores lugares para nacer, pero este grupo está intentando que esto cambie

WOMENSENEWS:

NUEVA DELHI – Tres mujeres en el centro de la habitación atraen todas las miradas, engalanadas con sus mejores joyas: collares, pendientes y brazaletes. No se vestían tan elegantes desde el día de su boda. Oro abundante y saris rojos les recubren,  casi ocultando sus vientres hinchados.

Alrededor se encuentran sus madres,  hermanas, tías, primas y amigas; sentadas en el suelo o de pie, apoyadas sobre la pared en el centro social. Algunas de las participantes golpean tambores, y todas cantan alegremente.

Las futuras madres, todas en su tercer trimestre de embarazo, están participando en el godh bharai, palabra hindú para referirse a una celebración muy popular en Estados Unidos llamada baby shower, en la que la futura madre recibe regalos tanto para ella como para el bebé. Al igual que ocurre en Estados Unidos, en estas fiestas las mujeres organizan varios juegos – ¡Adivina el sexo! o ¡Sugiere nombres! – y normalmente a los hombres se les prohíbe la entrada.

El godh bharai tiene una larga tradición en la India; la frase hindú se  traduciría como llena el regazo. Tradicionalmente, los familiares que participan en estas celebraciones depositan regalos en forma de comida, dinero, ropa y joyas en el regazo de las embarazadas. Pero no es solo una tradición del norte de la India, se llama shad en Bengala, seemandham en Kerala y valakappu en Tamil Nadu. Aunque varían en algunos aspectos, hay un elemento común: la celebración del nacimiento de un niño.

Fiestas tradicionales modificadas

El gobierno ha desplazado a algunas familias de los barrios pobres y con superpoblación de Delhi a Holumbi Khurd y Holumbi Kalan, en las afueras de esta gran ciudad. Es allí donde un grupo no gubernamental, Child Survival India, que se podría traducir como “supervivencia infantil en la India”, ha comenzado a trabajar con los líderes de la comunidad y trabajadores sanitarios para introducir nuevos elementos en las celebraciones tradicionales.

Las mujeres más mayores, igualmente vestidas con colores alegres, ahora dan un paso adelante para ofrecer a las futuras madres bandejas con cacahuetes, verduras frondosas y fruta; alimentos ricos en hierro y vitamina C. Esas mismas mujeres explican cómo las jóvenes madres – todas parecen ser adolescentes – deben alimentarse para mantener una buena salud durante el embarazo, y cómo continuar alimentándose y alimentando también a los niños después del nacimiento.

Kashyap Doshi trabaja en la compañía de telecomunicaciones Vodafone en la India, pero está dedicando varios meses a colaborar como voluntario con el grupo Child Survival India.

“Las fiestas para futuras madres se han celebrado desde hace mucho tiempo en toda la India” comenta Doshi. “Pero esta forma particular de celebrarlas es algo propio del grupo Child Survival India.”

La India tiene la tasa de mortalidad infantil más alta del mundo: más de 1.6 millones de niños indios menores de 5 años murieron en el 2011, según el informe State of the World’s Mothers 2013 (Situación de las madres del mundo 2013) publicado por la ONG Save the Children. Esto significa que el 24 por ciento de las muertes de niños menores de 5 años ocurren en la India.

Más de un tercio de estas muertes se deben a la malnutrición. En la India, un 28 por ciento de los niños al nacer tienen un peso muy inferior al que les correspondería, y ocurre lo mismo con un 44 por ciento de los niños menores de 5 años.

“El 42 por ciento de los niños que están por debajo de su peso viven en la India, que tristemente ocupa el número 65 de los 79 países analizados por el Índice Global del Hambre en el  2012” informó Kunal Kumar Kundu a The Wall Street Journal el año pasado. La falta de alimentos en las etapas tempranas de la vida de un niño tiene repercusiones que perduran mucho tiempo en su salud y desarrollo.

Un factor clave en la salud de un niño es la salud de la madre. “Más de la mitad de las mujeres casadas tienen anemia y un tercio sufre malnutrición,” informa UNICEF. El embarazo, el nacimiento del niño y la lactancia exigen demasiado para la mala salud de una mujer con malnutrición, y hoy en día sólo un 41 por ciento de las madres en la India introduce la lactancia desde el principio.

Asistencia rápida

Es fundamental, por lo tanto, comunicarse con las mujeres lo antes posible para poder mejorar su salud y el bienestar de sus familias.

Doshi comenta que las madres en Holumbi Khurd y Holumbi Kalan han acogido bien los cambios en esta fiesta tradional. “Para ellas es la celebración,” señala Doshi. “Se visten elegantes y se ponen las joyas que tienen. Todas se engalanan para este momento, no solo las embarazadas, sino toda la comunidad”.

Pero el apoyo nutricional a las que pronto serán madres no empieza aquí. “En el mismo momento en el que la comunidad sabe que una mujer está embarazada, la organización no gubernamental les hace un seguimiento,” dice Doshi. El grupo Child Survival India proporciona a las mujeres embarazadas información sobre la nutrición neonatal y otros servicios sanitarios. Pero en estas fiestas dice Doshi “es más un aprendizaje por diversión”.

Esta celebración de la nutrición no sólo llega a las futuras o recientes madres, sino también a las muchas chicas jóvenes e influenciables que participan en las fiestas y a otras mujeres que han sido desplazadas a la zona con sus familias. Quizá esas mujeres ya tienen hijos, pero para muchas de ellas esta es la primera vez que participan en un godh bharai centrado en la nutrición.

¿La mejor parte? Casi no cuesta nada. Los trabajadores sanitarios de la comunidad ofrecen cereales, verduras y frutas de sus propias cocinas, pero los regalos son más simbólicos que sustanciales.

Utilizando costumbres ya existentes para hacer llegar su mensaje de una forma natural, Child Survival India abre las líneas de comunicación para otras campañas sobre la salud, por ejemplo: animar a las madres a acudir al hospital para el parto.

Sin embargo, para conseguir un verdadero cambio en la salud de los niños, debe cambiar primero la posición que ocupa la mujer en la sociedad. Hay estudios que muestran que la mala salud de las mujeres y sus hijos está directamente relacionada con el bajo nivel socioeconómico de esas mujeres.

Este tipo de innovaciones en las costumbres mejora la situación de la mujer. Por ahora, a estas tres jóvenes, centro de toda la atención, es evidente que les está ayudando. Deslumbrantemente vestidas, sentadas en el centro de esta bulliciosa fiesta, muestran una enorme sonrisa.

—–

Imagen: mckaysavage (Flickr)

Share this post

No comments

Add yours