google_glass

Google Glass al volante, peligro constante

Las gafas de realidad aumentada de Mountain View se prohibirán a los conductores británicos. Su uso en el coche se podrá equiparar al de un teléfono móvil.

Roma – Todavía falta un año para el lanzamiento de Google Glass, pero en el Reino Unido ya se están preparando para hacer frente a las posibles consecuencias negativas de la realidad aumentada de Mountain View. Especialmente al volante, dicen las autoridades británicas, Glass puede hacer daño y seguramente costará una multa a los conductores imprudentes que lo utilicen.

La noticia de las posibles sanciones en caso de que alguien se ponga las gafas de alta tecnología en el coche proviene de un portavoz del Departamento de Transporte. Según sus palabras, el departamento ya ha abierto una “discursión” con la policía para asegurarse de que los ciudadanos no hagan uso de esta tecnología mientras están conduciendo.

La carretera requiere toda la atención del conductor, destaca el Departamento de Transporte, mientras que tecnologías tales como Google Glass son una distracción y aparentemente tendrán la misma consideración  como si se tratara del uso de un teléfono móvil al volante: una práctica ya sancionada, en el Reino Unido, desde el 2003, con multas y  tres puntos menos en su permiso de conducir.

La iniciativa preventiva de las autoridades de Albión sigue las ya adoptadas por el gobierno federal y estatal de los EE.UU., donde ya se analizan los riesgos para la seguridad personal, además de para la privacidad. Google, por su parte, destaca la intención de crear un producto en sintonía con las necesidades de todos gracias a la participación de todo tipo de usuarios potenciales a través del programa Glass Explorer.

Share this post

No comments

Add yours