En realidad, las resacas mejoran con la edad

Nadie disfruta de los dolores de cabeza, las náuseas y la lentitud que vienen con la resaca. Parece que hay una percepción general que dice que a medida que la gente se hace mayor, la resistencia al alcohol disminuye.

SIn embargo, un nuevo estudio demuestra que los bebedores más mayores tienen resacas menos frecuentes y menos severas.

La investigación sobre la resaca suele centrarse en la gente joven – fiesteros en edades universitarias que presumiblemente consumen más alcohol

Un nuevo estudio, publicado en la revista “Alcoholismo: Investigación clínica y experimental” (Alcoholism: Clinical & Experimental Research) ha analizado las resacas de cerca de 52.000 participantes en edad legal de beber. El participante más mayor tenía 94 años.

A los participantes se les preguntó por sus hábitos de consumo semanales de cerveza, vino, vino dulce y  de copas, además de con qué frecuencia tenían una borrachera, pudiendo elegir desde nunca a una vez a la semana.

Con respecto a las resacas, se preguntó a los participantes con qué frecuencia tenían sed, cansancio, dolores de cabeza, mareos, pérdida de apetito, náuseas y vómitos después de una borrachera. Se dieron cuenta de que la gente mayor bebe menos, pero que cuando lo hacen tienen menores síntomas de resaca.

Puedes pensar que la razón es obvia: la gente mayor bebe menos, por lo que por supuesto tienen resacas menores y menos severas. Pero los resultados fueron los mismos, incluso cuando se tenía en cuenta la frecuencia de las borracheras, beber habiendo comido o no y beber a la vez que se fuma.

“Aunque es verdad que las personas mayores de media se emborrachan menos que los jóvenes, no encontramos en nuestros datos que los resultados se debían a diferencias en los patrones de bebida” dijo en una nota de prensa Jane Tolstrup, investigadora de la University of Southern Denmark.

Y, ¿por qué?

Los científicos barajan cuatro posibles explicaciones para sus resultados:

1 – El consumo en exceso de alcohol disminuye con la edad

En la encuesta, los jóvenes de 18 a 24 años definen beber en exceso a tomar nueve bebidas. Aquellos que tienen 65 o más años fijan en seis las consumiciones necesarias para considerar beber en exceso. Esto sugiere que la ingesta masiva de alcohol disminuye con la edad. El estudio sólo examinó la frecuencia del consumo excesivo, no la intensidad.

2 – Aumento de la tolerancia al alcohol

La investigación muestra que la personas pueden desarrollar tolerancia al alcohol, por lo que los bebedores de mayor edad pueden tener que consumir más bebidas para tener resaca al día siguiente.

3 – Ensayo y error.

Algunas personas juran que tomarse un “bloody mary” cura su resaca, para otros puede que sea tan simple como tomarse un gran vaso de agua antes de irse a la cama o una aspirina. . Según la gente envejece, muchos desarrollan su propia forma de prevenir la resaca o una cura para la mañana siguiente, lo que podría ser una explicación de por qué las personas mayores lo pasan mejor después de haber bebido en exceso: saben lo que funciona para sentirse mejor  mejor por la mañana.

4 – Selección natural

Los científicos creen que es posible que mucha de la gente que sufre resecas más severas simplemente deje de beber en exceso a medida que se hace mayor – y esencialmente podando así el árbol de la bebida.

Aún queda mucho trabajo para comprender las resacas.

“Aunque ha habido decenas de miles de estudios sobre los efectos directos del alcohol. menos de 200 se han publicado sobre la resaca, dijo Tolstrup en la nota de prensa.

¡Brindemos por la ciencia!

Share this post

No comments

Add yours